El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Aikido





 

Karate - Infantil

A partir de muy corta edad, se les inicia en las técnicas del karate mediante una planificada instrucción física que les permita, llegado el momento, acceder al conocimiento superior del karate-do. El karate no tiene edad, su ejercicio es apto, necesario e irrenunciable para todas las edades. El Karate es uno de los deportes mas completos que se pueden practicar  y que aporta al individuo mayores beneficios desde el punto de vista fisiológico. En edades infantiles y juveniles la practica del Karate es un complemento ideal para obtener un desarrollo psicomotor equilibrado que repercutirá en las cualidades del sujeto en su futura edad adulta, además de potenciar importantísimos aspectos de la personalidad clave para el bienestar en una sociedad como la actual. El Karate potencia la autoestima, la autoconfianza y la autoafirmación, incrementa la capacidad de afrontar el estrés, y laorganización cerebral. Los niños y jóvenes que practican Karate tiene un nivel de concentración y control de la atención mejor de la media de su edad, repercutiendo este factor directamente en su capacidad de rendimiento escolar.

El adiestramiento motor que implica el Karate posibilita que el cerebro mantenga un equilibrio hemisférico intelectual y creativo del sujeto.

Recientes estudios muestran que el Karate facilita una disposición neuro-química mas correcta en nuestro cerebro. Ejercicios habituales en el entrenamiento del Karate generan señales eléctricas que son transformadas en sustancias neuroquímicas que el cerebro utiliza para regular nuestra conducta. La practica regular del Karate implica un equilibrio psicofisiológico que es una de las mejores inversiones para los ciudadanos del siglo 21, con la ventaja de que el Karate se puede practicar a cualquier edad, en cualquier lugar o circunstancia, solo o acompañado.

A nivel competitivo, la práctica del Karate desarrolla en los competidores aspectos psicosociales  genuinos que posibilitan rasgos exclusivos para la selección de personal,de máximo interés para los cazatalentos y que no se pueden aprender ni entrenar se adquieren exclusivamente por la experiencia competitiva.

En definitiva el Karate es mucho mas que un deporte, no solo por su origen sino por los beneficiosos efectos a nivel educativos, social y sanitario que aporta. El Karate es una excelente herramienta para el cuidado de nuestro cuerpo y nuestra mente, su practica regular puede transformar completamente nuestra vida.